tienda virtual

Cada una de las bolsas de Amacdhisteria busca una compañía con la que llevarse bien. O la encuentran. O se encuentran. Cada bolso es único, como las personas. Puede haber parecidos, pero nunca dos iguales. Como en los días. Como las ojeadas por la ventana. Es la marca de lo hecho de forma artesanal. Del momento. Y todo depende de los ojos que lo miren. Donde miren. Y cómo lo miren.

A través de este enlace se accede a la tienda de Amacdhistèria. Si no encuentras lo que buscas, no dudes en contactar; y para cualquier otra petición, también.

¡Gracias!